RssFacebookPinterestBlogLovin'
Menú de categorías

Escrito por el Nov 3, 2020 en cocina de cosecha | 1 comentario| etiquetas: berenjenas, comida energizante, comida mediterránea, comida sencilla, comida vegetariana, higos, los últimos higos, otoño, reverdece

berenjenas con higos

:: para cuatro personas_

  • 4 berenjenas medianas
  • 8 higos maduros pero firmes
  • un tallo de apio blanco
  • 1 tallo de cebolleta
  • 1 buen tomate o 2, según el tamaño
  • 1 cucharadita (tsp) de zumaque (sumac) y otra de zatar
  • 250 gr de yogur griego
  • tomillo fresco, y/o tomillo limonero freso, y/o hojitas de menta
  • 8 anchoas o dos cucharadas (tbsp) de alcaparras
  • la cáscara rallada o si es posible, deshilachada de un limón

 

Lavar las berenjenas, partirlas por la mitad longitudinalmente.

Trazar sobre la pulpa del interior un cada mitad una cuadrícula hundiendo ligeramente el cuchillo, sólo un milímetro, para que se quede grabada sin abrir la berenjena.

Rociar con aceite de oliva, sal y pimienta.

Colocarlas sobre una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado o con papel de aluminio y asarlas a 180º durante una hora.

.

.

 

.

Cortar los tomates lavados y secos en rodajas finas. Rociarlas con sal y un buen aceite de oliva virgen extra. Dejarlas reposar.

Cortar el tallo de cebolleta y la rama de apio en blanco en rodajitas. Cortar cada higo por la mitad, y cada mitad en 3 gajos.

Cuando estén listas, colocarlas en platos de servir, y mientras se entibian, batir el yogur con las especias, junto a un pellizco de sal  y un chorro de aceite de oliva. Pruébalo y ajusta el sabor a tu gusto.

.

.

.

.

Colocar una rodaja de tomate sobre cada mitad de berenjena. Sobre ella, y dibujando un filete grueso a lo largo, vertemos el yogur aromatizado.

.

.

.

.

Sobre el yogur, extender un poco de apio blanco y de cebolleta. Por encima depositar dos anchoas separadas o unas alcaparras. Sobre ellas, los gajos de higo. Para finalizar, espolvorear con hojitas de tomillo fresco y los hilos de corteza de limón y unas escamas de sal.

Un plato agreste que es todo frescor y perfume.

.

.

.

.

Esencial y mediterráneo de raíz.

El sabor suavemente amargo de las berenjenas hace de cama mullida a un trío de especias que evoca poderosamente el espíritu del mediterráneo oriental: tomillo fresco, zatar –una especia maravillosa que es una mezcla de tomillo seco, bayas de zumaque y sésamo– y zumaque, esas hermosas bayas de color granate que tienen sabor a bosque con un matiz acidulado.

.

.

 

.

.

Higos dulces, limón fragante. Yogur fresco. Una combinación deliciosa, tan redonda y bien ensamblada que parece el símbolo de una manera de cocinar basta en la simplicidad y en la complicidad con los sentidos.

Y una manera alegre de despedirse de la temporada de higos, hasta el próximo verano!

 

· SED FELICES ·

 

 

 

 

puedes compartir esta entrada en:Facebooktwittergoogle_pluspinterest

1 comentario

  1. ¿Viste en el asunto vegetariano de Jamie Oliver las mmmmmerenjenas que horneaban loncheadas pero sin separarlas del pedúnculo? Las daban un buen masaje con aceite y esas especias (y alguna más) y luego algo similar a esto. Yo, en lugar de salsa de yogur, improvisé labneh y el zaatar se lo puse por encima, con algo de dukkah también https://twitter.com/jluisgimenez/status/1318266406383878144/photo/1

    Besos (…) (…)

Escribir una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *