RssFacebookPinterestBlogLovin'
Menú de categorías

Escrito por el May 1, 2019 en pan cotidiano | 0 comentarios| etiquetas: aperitivos, crackers, el pan cotidiano, pan, pan saludable, romero

crackers de romero

 

  • ¾ cup de agua tibia
  • 1 cucharadita de levadura de panadero
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 2 cups de harina (y un poco más para amasar)
  • 2 cucharadas de romero fresco picado
  • la cáscara rallada de un limón
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 1/2 cucharadita de sal
  • sal en escamas
  • pimienta negra recién molida

 

 

Mezcla el agua tibia con el azúcar y la levadura hasta que se disuelvan.
Deja reposar cinco miutos hasta que la levadura se active y forme burbujas.

Mezcla en otro bol la harina, la cáscara de limón, el romero, la sal y el aceite.
Une ambas mezclas y amasa en una amasadora con gancho.
.

.


.

.

(Si amasas a mano, une los líquidos por una parte y los sólidos por otro, y después mezcla ambos).
La masa debe ligar en una bola de textura blanda. Si está demasiado pegajosa, puedes corregir con un poco de harina, y si está demasiado dura, con un poco de agua).

Deja caer unas gotas de aceite de oliva en tus manos y recubre la masa con él.
Coloca la masa en un cuenco o en una bolsa zip enaceitado y deja que leve hasta que doble su volumen.
.

.

.

.

Cuando esté lista, amasa de nuevo unos segundos y divide la masa en piezas del tamaño de una nuez en su cáscara, o más pequeñas si quieres formar galletitas tamaño snack.
Estira cada una con rodillo enharinado sobre una mesa enharinada hasta que estén muy finas.

Colócalas sobre un par de bandejas de horno protegidas con papel sulfurizado.

.

.

.

.

Pincélalas con aceite de oliva, sujetando una esquinita con la punta de la yema del dedo y pincelando desde el dedo hacia el exterior para que no se arruguen, y espolvoréalas con alguna escama de sal y unos copos de pimienta molida.
Hornea 12 minutos a 160º.
.

.

.

.

Colócalas sobre una rejilla para que se enfríen por completo al terminar la cocción.
Si horneas dos bandejas a la vez, en los tercios inferior y superior del horno, cambia las posiciones de las bandejas a mitad cocción.
Cuando estén completamente frías, guárdalas en un recipiente hermético.

Se conservan crujientes y con un fantástico aroma a romero durante al menos un mes (lo sé por experiencia).

Esta fantástica receta procede del simpático blog The Cafe Sucre Farine.. Me gustan mucho sus videos, sencillos, claros y muy, muy prácticos (y su encantadora sobre cómo unos botes para ingredientes de porcelana de Delft proporcionaron su nombre al blog…)

 

puedes compartir esta entrada en:Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Escribir una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *