RssFacebookPinterestBlogLovin'
Menú de categorías

Escrito por el Ago 12, 2015 en cocina de cosecha | 4 comentarios| etiquetas: aperitivos, ensalada de fruta, queso feta, sandía, verano

cubitos de sandía

cubitos de sandía

Un verano tórrido. Un verano de un calor terrible.
No recuerdo haber pasado tanto calor ni haber sudado tanto creo que nunca.
Aquí hay mañanas tan húmedas que cuesta respirar.

El calor quita el apetito y también las ganas de cocinar.

Apetecen platos simples, ligeros y sobre todo refrescantes.

Probad con éste. Es una delicia, y más fácil imposible. Creo que os encantará.

  • sandía
  • queso feta en una pieza o en láminas gruesas
  • sirope (melaza) de granada*
  • un pepino cortado en lonchas finas mandolina, pelador o con buen pulso y cuchillo afilado
  • unas hojitas y /o flores de albahaca y menta para decorar
  • aceite de oliva
  • pimienta recién molida
  • unos piñones tostados

Cortar cubos de tamaño regular desde la sandía, una vez descortezada y partida en mitades. Para cada ración, yo he cortado cubos de aproximadamente 5 cm de alto por 8 cm de ancho y otros 5 cm de profundidad.
Cortar lonchas de feta del mismo tamaño, y de 1-2 cm de grosor.

Con un pincel, dar unas pinceladas de sirope en el fondo del plato.

260715_087

Colocar sobre ellas un par de filetes de pepino.

260715_091

Sobre el pepino, colocar el bloque de sandía. Espolvorear con pimienta molida.

260715_093

Colocar encima la lámina de feta.

260715_097

Rociar con aceite de oliva y un poco de pimienta de nuevo.

260715_102

Partir el resto de láminas de pepino por la mitad longitudinalmente. Enrollar cada una sobre sí misma formando un rollito. Si las has cortado suficientemente delgadas, mantendrán su forma sin problemas.

260715_082

Colocar los rollitos de pie sobre la lámina de feta.

260715_105

Esparcir unos piñones tostados sobre el plato, y colocar unas hojitas de albahaca y menta. Rociar el pepino con unas gotas de aceite de oliva y unas escamas de sal.

260715_115

Y listo.

260715_121

El contraste de sabores entre el pepino (amargo), la sandía (dulce) y el queso (salado) es sorprendente y maravilloso.
Deja en la boca una estela de sabor largo y saciante.

Y sin embargo, es tan fresquito y ligero como un helado.

Ideal para el borde de la piscina. 😉

Que lo disfrutéis.

Felices vacaciones.

*El sirope de granada se puede adquirir en establecimientos especializados en comida multicultural. Se utiliza mucho en la cocina árabe. Puede hacerse en casa partiendo de zumo de granada comercial o fresco, añadiendo azúcar y dejándolo reducir a fuego suave hasta que alcanza la consistencia de sirope -en el enlace que os dejo arriba encontraréis información detallada de cómo hacerlo; puede sustituirse por sirope de arce, miel, preferentemente herbal, como de romero, tomillo o brezo, o simplemente prescindir de él.

puedes compartir esta entrada en:Facebooktwittergoogle_pluspinterest

4 Comentarios

    • Gracias Jose.
      Qué combinación más veraniega la tuya. De ésas de la única verdad.
      Espero que hayas pasado un feliz verano, pese a estar lejos del mar.
      Un abrazo, Fer.

  1. Hola Fernanda, qué ganas tenía de leerte y eso es lo que he hecho al volver a la civilización. Creo que me da tiempo a probar este plato tan refrescante y tan rico.
    Un placer leer tus textos, me encantan.
    Muchos besos

    • Hola bombón. O sea que ya estás por aquí, y te has puesto a mirar tu superarchivo… No sabes cuantísimo me alegro de que hayas pasado el mes desconectada, allá en el pueblo, y bien fresquita. Creo que verano, verano, sólo hay ese. Ale, pues ya estamos de vuelta! Un abrazo bien fuerte, y que empieces el nuevo curso con muchas energías y con muchas ilusiones. Fer

Responder a Fernanda Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *