RssFacebookPinterestBlogLovin'
Menú de categorías

Escrito por el Dic 24, 2013 en rosaleda | 2 comentarios| etiquetas: Navidad

Feliz Nochebuena

Gracias al horno y al fuego descubierto de leña, la cocina estaba caliente como una lengua de vaca. Lo más que el invierno conseguía era helar por fuera los cristales de las ventanas con su azulado hálito bajo cero. Si algún mago me ofreciera ahora un regalo le pediría una botella llena con las voces que resonaban en aquella cocina, esos murmullos y el crepitar del fuego; una botella llena a rebosar con el olor a azúcar y a mantequilla de pastelería…

Truman Capote. El arpa de hierba

Cocinar es otra forma de amar.

Feliz Nochebuena…
¡Feliz Navidad!

en casa. Flor de granado

puedes compartir esta entrada en:Facebooktwittergoogle_pluspinterest

2 Comentarios

  1. Oh, qué ricos. Pensaba hacer un pastel de carne estos días, pero no: canelones. Mi hija se va a chupar los dedos. Y sí, la carne en la carnicería. La de los super es malísima.
    La cocina es el hogar: me ha gustado siempre dar de comer. Y lo hago todo casero. Hasta los turrones y mazapanes.
    Eres inspiradora, Fernanda. Un abrazo feliz.

  2. Sí. La cocina es el hogar. ¿Sabes una cosa? Estos días pienso mucho en cosas que tienen relación con porqué escribo aquí, y hacia dónde va esto, y todo lo que hay alrededor de esa pregunta… En parte por la influencia conspiradora del año nuevo en ciernes… Me doy cuenta de que para mí lo más importante es eso: la cocina es el hogar, el núcleo de las relaciones fundamentales, y también el corazón de nuestra memoria emocional…

    Qué alegría estar cerca de ti.

    Aunque aún tendré tiempo de darte un beso de año nuevo, muchas felicidades, tesoro. Un abrazo bien fuerte, Fer

Escribir una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *