RssFacebookPinterestBlogLovin'
Menú de categorías

Escrito por el Oct 6, 2019 en cocina de cosecha, desayunos de domingo | 0 comentarios| etiquetas: apurando el verano, desayunar con fruta, desayunos, final del verano, fresas, fruta de verano

fresas con migas

Otro de los desayunos ociosos de los domingos de este agosto. Lo dejamos aquí escrito para cuando vuelvan las fresas…

A mediados de agosto había fresas en el mercado.

.

.

.

.

Era una tentación.

Fresas jugosas y crujientes envueltas en unas migas dulces, como las del crumble o las de la coca en molles  tradicional de Castellón que tanto nos gusta preparar y comer en verano a mis primos y a mí, con unos chorritones agridulces y chispeantes de salsa de fresa.

Muy fácil de hacer, lo único que hay que preparar son las migas dulces.

Yo las dejé hechas la noche anterior y las utilicé también después para espolvorear por encima del helado de fresa que hice con esas mismas fresas.

.

.

.

.

 

para las migas dulces_

  • 100 gr de harina
  • 50 gr de mantequilla
  • 50 gr de azúcar blanco o moreno integral

Frotar los trocitos de mantequilla entre los dedos y contra la mezcla de harina y azúcar hasta obtener una consistencia de arena gruesa. Colocar en una fuente y hornear a 180º durante 20 minutos. Dejarlas enfriar en una rejilla y luego coger la costra que han formado entre los dedos y trocearla con delicadeza hasta obtener de nuevo una textura de migas sueltas y crujientes.

para el coulis de fresas_

Colocar en un cacito 8 fresas partidas en trocitos muy pequeños con una cucharada de azúcar, otra de agua y un chorrito muy pequeño de un buen vinagre balsámico. Dejar cocer la fruta tapada a fuego muy lento durante 15 minutos, y luego pasarla por la batidora de mano.

.

.

.

.

Y a desayunar al solecito o a la media sombra, como la que había en la parte sur de mi terraza ese día, un domingo raso y espléndido de agosto a las diez de la mañana: cortar las fresas limpias en pedazos grandes y colocar las migas sobre ellas en una lluvia.

Regar con hilos de la salsa.

Las matas de hierbabuena están espléndidas, lozanas y llenas de flores, y la hierbabuena y la menta, espíritus verdes del verano, emparejan divinamente con las fresas.

.

.

.

.

Comer a grandes cucharadas acompañado de un batido de fresa muy frío o un enorme vaso de zumo de naranja y pomelo natural servido en un vaso helado.

 

Feliz semana a todos.

puedes compartir esta entrada en:Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Escribir una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *