RssFacebookPinterestBlogLovin'
Menú de categorías

Escrito por el Nov 24, 2019 en cocina de cosecha, desayunos de domingo | 0 comentarios| etiquetas: desayunos, limón, magdalenas y muffins, repostería dulce, semillas de amapola

muffins de limón

Son un clásico del desayuno tradicional centroeuropeo. Saben a país con bosques de color esmeralda.

La efervescencia interior del limón es como una oleada de cosquillas suaves en el cuerpo adormilado.

Luminosos como farolillos de papel, casi festivos. Y éstos, en concreto, pierden el casi: son festivos de verdad, porque en el corazón tienen un cofrecito de chispas amarillas.

Lo ideal es hacerlos cuando tienes una tanda de lemon curd recién metida en la despensa.

Si no tienes lemon curd casero pero te apetece ponerles, lo puedes comprar hecho. Y si no tienes y te da pereza rellenarlos, sin relleno también hacen unos muffins de desayuno riquísimos. Y sin glasa y sin semillas de amapola, pues estupendas y mollosas magdalenas de limón!

 

{para la masa}

  • 1 cup de azúcar blanco
  • 2 tsp de cáscara de limón rallada (la piel de dos limones)
  • 3 cups de harina común (sin compactar)
  • 1 tbsp de levadura química
  • 1/4 tsp de bicarbonato
  • 1/4 tsp de sal
  • 1 y 1/2 cups de leche entera
  • 2 huevos grandes a temperatura ambiente
  • 1/2 tsp de extracto de limón (opcional, si tienes buenos limones fragantes, no lo necesitas)
  • 115 gr de mantequilla derretida y a temperatura ambiente
  • 1 tsp de zumo de limón
  • 1/3 cup de semillas de amapola
  • 1/4 cup de lemon curd

{para la glasa}

  • 1/4 cup de azúcar glass
  • 3 tbsp de zumo de limón (1/4 cup)
  • 1 tsp de cáscara de limón rallada (la piel de un limón)

 

Si tienes una bandeja de muffins de metal o de silicona, forra cada cavidad con un papel para muffins o pulveriza bien cada cavidad con spray antiadherente para repostería.

Precalienta el horno a 190º.

En un cuenco, coloca el azúcar blanco y la cáscara rallada de los dos limones y frota el azúcar contra tus dedos hasta que esté completamente impregnada de limón. Disfruta del perfume que te va a dejar en la piel. Es una de las cosas más agradables y deliciosas que harás nunca en repostería. Ya me dirás si no es verdad. ; )

.

.

.

.

Añade la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal.

En otro cuenco mezcla la leche con los huevos, y si lo vas a utilizar, el extracto de limón.

Viértelo sobre la harina. Integra rápidamente con una espátula, sólo hasta que se amalgame.

Después añade la mantequilla derretida, el zumo de limón y las semillas de amapola.

Vuelve a mezclar con la espátula, sólo hasta que se esté bien integrado y sin grumos.

Llena la mitad de cada cápsula con la masa.

En el centro de cada cápsula, dejar caer una cucharada de lemon curd.

.

.

.

.

Tápala con otra cucharada de masa, hasta que quede un cuarto de cápsula vacía, para que los muffins puedan crecer y subir.

.

.

.

.

Hornear entre 20 y 25 minutos. Un palillo insertado en el centro debe salir limpio.

Colócalos sobre una rejilla de enfriar.

.

.

.

.

.

.

Mientras se hornean, prepara la glasa batiendo todos los ingredientes.

Cuando aún están calientes, barniza la superficie con varias capas de glasa.

.

.


.

.

Preciosos para llenar un cestito de mimbre con ellos y regalárselo a alguien que necesite un poco de dulzura.

.

.

Feliz semana a todas! (y a todos!)

.

Esta preparación está adaptada desde la receta de muffins de limón del blog Baker by Nature.

puedes compartir esta entrada en:Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Escribir una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *