RssFacebookPinterestBlogLovin'
Menú de categorías

Escrito por el Oct 12, 2014 en comida corazón | 7 comentarios| etiquetas: apurando el verano, cenando como reyes, cenas de sofá, higos, pan, queso, queso de cabra

pan plano con higos y queso

_cenando como reyes #2

Los higos y el queso de cabra son una combinación clásica. Para los que somos de pan con pan, un buen pan calentito con bien de todo eso por encima es una imagen perfecta del verano sensual, untuoso, aromático y feliz.
Seguimos apurando los últimos pasos del verano…

En casa. Focaccia higos y queso

En casa. Focaccia higos y queso

En casa. Focaccia higos y queso

{para dos panes planos}
    • 225 gr de harina de fuerza
    • 1 cucharadita de levadura de panadero
    • 1 cucharadita de azúcar moreno
    • 1 cuacharadita de sal
    • 160 gr de agua tibia
    • 90 gr de aceite de oliva
    • una docena de higos
    • dos rulitos de queso de cabra
    • unas ramitas de tomillo fresco
    • unas ramitas de hojas de hinojo
    • {para el aceite de perejil}
    • 90 gr de aceite de oliva
    • dos puñados de hojas de perejil
    • sal y pimienta

    Mezclar los ingredientes, con una de las partes del aceite, reservando la otra. Amasar durante unos minutos dejando un reposo en medio. (amasar tres minutos, tres de reposo, tres de amasado), o 10 minutos en máquina, con el gancho puesto y a velocidad 1.

    Dejar reposar la masa en un cuenco enaceitado tapada durante unos 40 minutos. Se la verá hinchada y esponjosa, su nivel en el cuenco habrá subido de forma ostensible.

    En casa. Focaccia higos y queso

    Sacar la masa del cuenco, dividirla en dos porciones y desgasificarlas extendiéndolas a rodillo sobre un papel sulfurizado enaceitado o enharinado colocado sobre la encimera.

    Darles forma de rectángulo, o a cualquier forma que nos guste, incluida cualquier forma irregular y rústica. Cuando esté lista, pasarla (estirando del papel sobre e que está apoyada) a la bandeja del horno.

    Colocar el aceite y las hojitas de perejil en le vaso de la batidora de brazo y batir hasta que las hojitas no se vean y el aceite haya tomado un vívido color verde hierba. Pintar el pan con el aceite de perejil. (Se queda la mar de bonito).

    En casa. Focaccia higos y queso

    Esparcir por encima las rodajas de queso, los higos cortados al gusto, unas ramitas de tomillo y si habéis encontrado, unas hojas de hinojo.

    En casa. Focaccia higos y queso

    En casa. Focaccia higos y queso

    En casa. Focaccia higos y queso

    Rociar con sal, pimienta, buen aceite de oliva virgen, y tres o cuatro gotas de vinagre balsámico.
    Hornear en horno precalentado

    Y no os creeréis el pedazo de hermosura perfumada que vais a sacar del horno 20 minutos después…

    En casa. Focaccia higos y queso

    En casa. Focaccia higos y queso

    puedes compartir esta entrada en:Facebooktwittergoogle_pluspinterest

    7 Comentarios

    1. Hola Fernanda,
      únicamente comentar, por si alguien que pasa por aquí y lee la receta, que el uso de harina de fuerza no es obligatorio para hacer pan. Podemos usar cualquier harina que utilicemos habitualmente excepto la de repostería, que acostumbra a ser demasiado flojilla como para hacer masas de pan.

      Saludos,

      Jose

      • Hola Jose!! Estupenda matización. Cualquier harina corriente, o una harina panadera, nos irán genial. Creo que en esta receta el uso de harina de fuerza viene del hecho de que la masa lleva una cierta cantidad de aceite. Pero en efecto, si alguien tiene ganas de ponerse a ello, con la harina que pille a mano, irá de fábula. Gracias por tu atención Jose, eres un encanto. Un beso fuerte.

        • 🙂 Me ruborizas 🙂

          Cierto lo del aceite. Lleva una cantidad bastante notable.

          Por aquí ya hace bastantes semanas que se fueron los higos y las ciruelas.

          Cuando hago coca de higos a la masa le pongo aceite, pero en una proporción bastante más baja que la de esta receta. Sobre la coca ya horneada pongo una buena cantidad de cebolla caramelizada, los higos y sobrasada de cerdo negro mallorquina. Al horno el tiempo justo para que se temple el conjunto, los higos comiencen a soltar su azúcar y la sobrasada a ablandarse.

          Con las ciruelas este año me ha dado por hacer galettes. Toscas hasta el infinito, pero deliciosas. 🙂

          Vuelvo sobre el asunto del aceite. Acabo de pasar por una receta de brioche, de Tartine Bakery, en que se sustituye toda la mantequilla por aceite de oliva y que tiene un aspecto espectacular. Entre el aceite, el azúcar y los huevos ahí si que toda la fuerza de la harina se me hace poca 🙂

          Sotes.

          • Aquí aún hay un higos! Verdes y negros, y de un granate vivo por dentro, preciosos. Y mira, justo este viernes, que me pillé día libre para hacer puenting, compré en el mercado una sobrasada marina con miel, con idea de hacer qué sé yo qué con ella. Y eso que me cuentas suena fenomenal.

            Me encantan las galettes. Muchísimo.

            Y ahora buscaré esa receta de brioche que me dices, porque todas las semanas preparo un pan de molde abriochado para los almuerzos de casa y con aceite no lo he hecho nunca, así pruebo. Tiene que estar sabrosísimo, la verdad. Muchas gracias de nuevo, y besos fuertes!

            • Jo! Mil gracias! Igual después de este fin de semana, que tendré tranquilidad para ponerme a la faena harinera, te escribo y te cuento. Aquí hace un fresquito delicioso. Supongo que por ahí a estas horas el nuevo huésped también se va haciendo de notar. Qué bonito, no? Feliz noche Jose.

    2. Mil de nadas 😉

      Yo estoy haciendo acopio de lectura y vídeos para ver cómo entrarle al asunto. Las masas tan enriquecidas, amasadas a mano, ponen a prueba la paciencia del santo Job; y de invierno a invierno se me olvida lo farragosillo que puede llegar a ser. Además quiero probar a hacerlo utilizando como molde un bote de Nesquick 😎

      Saludos,

      Jose

    Escribir una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *