RssFacebookPinterestBlogLovin'
Menú de categorías

Escrito por el Ene 18, 2020 en cocina de cosecha, desayunos de domingo | 0 comentarios| etiquetas: bizcochos, desayunos, invierno, naranjas, repostería dulce

bizcocho de naranja

  • 3 naranjas grandes
  • un poco de mantequilla para el molde
  • 140 gr de polenta instantánea (precocida) más 2 cucharadas para el molde
  • 200 gr de almendra molida
  • 1 cucharadita escasa de levadura química
  • 7 huevos grandes + 2 yemas
  • 350 gr de azúcar moreno panela o dorada
  • opcionalmente, algunas rodajas de naranja confitada para decorar

 

{almíbar para calar el bizcocho}

  • 100 gr de agua
  • 165 gr de azúcar blanco
  • 65 gr de Cointreau

 

{una crema de mascarpone para acompañar}

  • 500 gr de queso mascarpone
  • 4 cucharadas de Cointreau
  • 4 cucharadas de mermelada de limón, de lima o de naranja, dulce o amarga
  • una cucharada de piel confitada de naranja o de limón picada en trocitos

 

Este es un bizcocho fantástico para celebrar la mejor temporada de las naranjas, en pleno invierno, cuando el frío arrecia. Húmedo y suntuoso, con una textura rica y gruesa que es pura satisfacción, es luminosa comida de infancia pasada por el filtro de los placeres adultos.

Junto a la mermelada de naranja amarga y los desayunos con gajos de naranja, forman una elocuente constelación de felicidad invernal.

Tremendamente sencillo de hacer, la masa se prepara en media hora.

Este año lo he preparado ya tres veces, y lleva camino de convertirse en un favorito. Tiene muchos puntos de los míos: lleva naranja, lleva almendra, no es sofisticado, es maravillosamente saciante y da calorcito interior.

Vamos a ello.

Coloca dos de las naranjas en una cazuelita y cúbrelas con agua. Pon el agua a hervir y deja que cuezan con la tapa puesta durante una hora. Después, sácalas y deja que escurran y se enfríen.

Enmanteca el molde, de aproximadamente 23 cm de ancho x 7 de alto. Cuando esté enmantecado, vierte dentro un par de cucharadas de polenta y mueve el molde para que se reparta sobre la mantequilla de modo uniforme en una capa adicional de protección.

En un cuenco, mezcla la almendra molida con la polenta y la levadura instantánea.

.

.

.

.

Pela la tercera naranja. Corta la piel en trocitos y pícalos en el procesador. Corta las otras dos naranjas en trozos gruesos y retira las pepitas. Colócalas también en el recipiente del procesador y pica hasta obtener un puré.

Precalienta el horno a 180 grados.

.

.

.

.

Bate los huevos enteros, las yemas y el azúcar en un batidor eléctrico hasta que la mezcla esté más clara y esponjosa, con la consistencia cremosa de un batido de leche.

Añade el cuenco de almendra picada e integra con una espátula y movimientos circulares, sólo lo justo. Añade el puré de las naranjas y vuelve a integrar.

Vierte la mezcla sobre el molde.

Cuece durante 10 minutos a 180 grados.

Baja la temperatura del horno a 150 grados y cuece 30 minutos más.

Baja la temperatura del horno a 140 grados y cuece 30 minutos más.

El bizcocho se hinchará un poco, se dorará hasta un dorado intenso, y el centro dará la sensación de estar firme aunque un poco frágil. Al enfriarse bajará un poco.

.

.

.

.

Deja que del bizcocho se enfríe dentro del molde.

Una vez frío, desliza una paleta metálica fina por los lados para soltarlo antes de abrir el molde.

Si dispones de una paleta para elevar tartas, utilízala para retirar del bizcocho de la base del molde.

Si no, déjalo donde está, al ser muy húmedo es muy delicado y un movimiento desigual al sacarlo podría romperlo.

Mientras, prepara el almíbar disolviendo el azúcar en el agua y cociendo durante unos 15 minutos hasta que la consistencia cambie y se transforme en un jarabe. En el último momento, añade el Cointreau y remueve, apaga el fuego y deja templar.

Pincha el bizcocho con una broqueta de madera fina, y cálalo con el almíbar aún algo caliente pincelándolo repetidamente con una brocha.

.

.

.

.

Para hacer la crema, mezcla el mascarpone con el Cointreau, la mermelada y los trocitos de piel confitada. O si es verano, sustituye la crema por una bola de helado de naranja, de vainilla o de avellana.

Si te apetece, cubre la superficie del bizcocho con rodajas finas de naranja confitada (que puedes confitar tú misma).

Con este bizcocho puedes invitar a tus amigas a celebrar un té inglés en toda regla. : )

¡Feliz semana! ¡Felices ratos en la cocina!

Fuente original:
Esta receta es una adaptación del Orange & Almond Cake with mascarpone cream de BBC Food. BBC GoodFood.

Se publicó en el número de abril de 2002 Good Food Magazine

Las flores son caléndulas y violas de color azafrán.

 

puedes compartir esta entrada en:Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Escribir una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *