RssFacebookPinterestBlogLovin'
Menú de categorías

Escrito por el Feb 25, 2019 en cocina de cosecha, desayunos de domingo | 0 comentarios| etiquetas: batidos, cítricos, comida energizante, granadas, jugos, licuados, mangos, naranjas, remolacha, smoothies, zumos

smoothies de invierno

Una ración de pura alegría invernal. Un cóctel de vitalidad concentrada y chispeante.

.

.

.

.

Cuando llega el último tramo del invierno y amanece cubierto un día detrás de otro, con el cielo mullido de nubes color ceniza y una humedad helada, ¿no os parece necesitar un surtidor de color que cambie la frecuencia en la que vibra el paisaje que nos rodea?

Paradójicamente, y es una paradoja fascinante, el mismo corazón del invierno nos ofrece un auténtico festín de color energético si buscamos los cítricos que durante todo el invierno están en estación y se van sucediendo en los mercados.

.

.

.

.

Es un calendario suntuoso: limas, limones, mandarinas oronules, pomelos, naranjas amargas, sanguinas, mandarinas clemenules y clemenvilla, naranjas navelinas, lane late, valencia late…

La parte más mágica del invierno, el maravilloso contraste del frío y la nieve y las crujientes rodajas de color de la vida de los cítricos.

.

.

.

.

Preparamos con la batidora las dos cremas, una del color del sol y otra de color rubí.

Después las podemos mezclar o beber por separado.

Para la crema amarillo sol:

  • 1 mango maduro
  • 150 ml de zumo de naranja
  • el zumo de un limón
  • media cucharadita de cúrcuma
  • un golpe de pimienta rosa molida
  • 1 cucharadita de jengibre rallado (si te gusta) o de apio triturado

Para la crema rojo carmín:

  • 150 ml de zumo de una granada
  • una naranja sanguina pelada y sin pepitas
  • 1 remolacha pequeña pelada
  • 150 gr  de frambuesas, frescas o congeladas
  • polen (si quieres y tienes)

Poner en la batidora todos los ingredientes de la crema amarillo sol, batirlo todo bien.

Probar el sabor y la consistencia.

.

.

.

.

Corregir ambas si es necesario, con zumo para hacerla más ligera y con miel o jarabe de ágave para hacerla más dulce. Pasarlo a una jarrita y enjuagar la batidora.

Hacer lo mismo con los ingredientes de la crema rojo carmín.

.

.

.

.

Si ambas cremas nos quedan con una consistencia parecida, podremos mezclarlas en el vaso para conseguir un bonito efecto bicolor.

Si una es mucho más ligera también queda perfecto, sólo que cuando las unas tenderán a mezclarse sin formar separaciones de color.

Fantásticas con un copo de yogur o kéfir coronándolas.

Un auténtico festín de invierno. Polinesia, Hawái, Cuba, Bali… a veces podemos viajar sin levantarnos de la mesa.

Feliz semana a todos!

 

 

Esta hermosa y apetecible receta proviene de otro de mis blogs favoritos, Half Baked Harvest. Yo he cambiado alguna pequeña cosa y vosotros también podéis adaptarla a vuestro gusto personal, porque cambiar una fruta por otra aquí es intuitivo y no tiene ninguna dificultad y el mes es propicio a la imaginación en rojo y albero. : )

puedes compartir esta entrada en:Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Escribir una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *