RssFacebookPinterestBlogLovin'
Menú de categorías

Escrito por el Oct 15, 2012 en cocina de cosecha | 0 comentarios| etiquetas: miel, otoño, pan, repostería tradicional

torrijas de San Miguel

 

torrijas recias de san miguel

  • pan al gusto de cada uno, más o menos recio (o sea, bien blanco o bien integral) asentado* (yo he elegido un pan integral de espelta*), una barra para cuatro personas
  • 3 cucharadas de miel (yo he elegido de azahar)
  • dos o tres huevos
  • leche entera (yo he gastado fresca y ecológica), al menos un litro
  • un poco de cáscara de limón, una vaina de vainilla y una rama de canela (opcional)
  • 2 manzanas Royal Gala (o las que encontréis; si son dulces y crujientes mejor)
  • 2 cucharadas de azúcar moreno

Cortar el pan en rebanadas. Lo ponemos a remojo con la leche. Según nuestra preferencia, la leche la podemos verter sobre el pan tal cual, o podemos haberla hervido previamente con la cáscara de limón, la canela y la vainilla. En cuanto hierve, apagamos el fuego y la dejamos enfriar (infusar). Luego la colamos, y ya podemos verterla sobre el pan.

Torrijas

Dejamos el pan reposando en la leche una horita o un par de ellas. Batimos un par de huevos.

Torrijas

Pelamos las manzanas y las cortamos en daditos y las ponemos a caramelizar en una sartén a fuego suave con un par de nueces de mantequilla y dos cucharadas soperas de azúcar moreno.

Torrijas

Torrijas

Ponemos tres cucharadas soperas de miel y una de agua en un cacito, lo calentamos un poco y lo batimos hasta que vuela a homogeneizarse. Calentamos aceite de girasol o de oliva suave en una sartén, unos dos dedos, como si fuéramos a freír croquetas. Cogemos las rebanadas de pan empapadas en leche con la mano. Si chorrean mucho (chorrearán más cuanto más blanco y blando sea el pan), las escurrimos entre ambas manos muy ligeramente. Las pasamos por huevo batido y las ponemos a freír. Las dejamos en el aceite hasta que se doren. Cuidadín que la leche al entrar en contacto con el aceite puede hacerlo saltar. Y aquí, como casi siempre, va en gustos: hay a quien le gustan muy morenitas, y a otros más bien rubias. A mí me gustan de un doradito suave, porque me gusta que el pan esté un poco blandito, no totalmente crujiente. Ése es el baremo por el que os podéis guiar: a más oscuras, más crujientes. A más integral el pan que hemos elegido, más conservará el plato el sabor genuino a pan y menos se parecerá al del postre tradicional (más recio, con más cuerpo, menos meloso y con un dulzor profundo pero diferente).

Torrijas

Las sacamos a papel absorbente; al rato las pasamos a la fuente definitiva y las rociamos con la miel fluidificada, a discreción ( en mi caso, generosamente).

Y las coronamos con algunos cubitos de la Royal Gala caramelizada.

Torrijas

¿Y qué más queremos, ángeles míos?

Feliz San Miguel, feliz comienzo del otoño real!

Labremos nuestras propias tierras, interiores y exteriores, miremos mucho al cielo, y a quienes no son capaces de entender siquiera lo que significa eso, que les den morcilla morellana (me gusta mucho decirlo, pero a veces me pregunto, ¿por qué ese triste destino para la morcilla morellana!!? ¿Igual es que en Morella no hay morcillas y ahí está el picante de la cuestión?)

Feliz semana a todos!

Asentado es un pan que ya tiene al menos un día, (y son dos mejor!)
La espelta es una clase de trigo.

puedes compartir esta entrada en:Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Escribir una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *