RssFacebookPinterestBlogLovin'
Menú de categorías

Escrito por el Jul 21, 2014 en cocina de cosecha | 4 comentarios| etiquetas: berenjenas, cuscús, melocotón, pasas, piñones, verano

cuscús de berenjena

regalos

Es muy temprano en la mañana, la hora de ir hacia el trabajo los que tienen trabajos de madrugadores.

Las calles están vacías y silenciosas.

Mis pisadas resuenan en el cuenco de la plaza como piedras que caen dentro de un pozo.

La mañana es azul y translúcida, nubes blancas pasan paciendo por el cielo, deslizándose como cintas.

Una franja del primer sol dora los pisos altos y los inviste de una pureza que después perderán.

.

060305_031_b

.

Mientras cruzo la plaza veo cómo se encamina hacia ella un hombre joven con un niñito en brazos.

Es un niñito en esa edad del jardín de infancia, de esos que acaban de pegar un estirón y se ven delgados y frágiles como llamas inquietas.

Va aupado en el regazo de su codo como si estuviera cómodamente sentado en una silla, vestido con un pantaloncito corto azul marino y una camiseta roja de algodón, ropa de ir a jugar.

Con la mano que no sostiene al niño, el hombre joven sujeta una correa verde pistacho que acaba en un perrito pequeño, blanco y negro.

.

Andan con calma. El hombre mira al niño y le susurra cosas en voz baja; las caras de los dos están muy cerca.

Estamos a punto de cruzarnos.
Y entonces el hombre se detiene.

Se para en la orilla de la calle que desemboca en la plaza, con el niño en brazos. Desliza suavemente la mano con que le sujeta la espalda hacia su cabecita, y la inclina con dulzura hasta llevarla bajo su barbilla.

Detenidos en medio de su marcha, están plegados uno contra otro, la cabecita del niño apoyada en su hombro, el perrito sentado mirándolos.

Y en eso está cuando el hombre deja de mirar al niño, inclina los labios y le besa suavemente en el cuello.

.
.

El momento pasa, fugaz como un soplido.

El hombre vuelve a andar, el niño se incorpora y vuelve a mirar hacia delante, sonriendo. El perrito se levanta y comienza a trotar.

El hombre joven se ha parado para darle un beso al niño.

.

La ternura del instante se ha quedado flotando en medio de la pequeña plaza, como una capa de luz. Como una buena noticia.

.

Qué bonito es el mundo a veces.

cuscús agridulce de berenjena

{para dos personas}
  • 200 gr de cuscús precocido
  • 1 solomillo de cerdo pequeño o 250 gr de lacón cocido
  • 1 berenjena
  • 1 melocotón
  • un puñado de pasas sin hueso
  • un puñado de piñones
  • unas hebras de azafrán
  • un poco de pimentón dulce
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimienta
  • 100 gr de dados de queso feta

Pelar el melocotón, partirlo en rodajas y pasarlo a la plancha en una sartén caliente con unas gotas de aceite de oliva.

En casa. Cus Cus de melocoton

Cortar la berenjena en rodajas de un dedo de grosor aproximadamente y hacer lo mismo. Trocear las rebanadas en cubos y salarlas.

Cortar el solomillo en medallones y pasarlo a la plancha, rociado de sal y pimienta. Lo reservamos tapado con film para que no pierda su humedad. Si hemos encontrado lacón, desmigarlo en trozos más bien gruesos.

Poner las pasas a remojo un minuto en un dedo de coñac o de agua tibia. Escurrirlas.

Pasar los piñones en una sartén caliente sin aceite, con cuidado de que no se tuesten demasiado. (En cuanto empiecen a “sudar” hay que estar atentos, porque se queman muy deprisa y se echan a perder). Laminar las almendras y tostarlas despacio en una sartén con unas gotas de aceite de oliva y un poco de sal hasta que se doren.

En casa. Cus Cus de melocoton

Preparar el cuscús así:

Colocamos el cuscús medido en un cuenco grande (200 gr), y lo rociamos con unas hebras de azafrán, un polvo de pimentón dulce y un pellizco de sal.

Vertemos sobre él 200 cc de agua hirviendo. Lo dejamos reposar 5 minutos. Separamos los granos moviéndolo con un tenedor.
Lo dejamos reposar tres-cuatro minutos más para termine de evaporarse la humedad restante y de asentarse en los granos la que ya se ha absorbido.
Rociamos el cuscús con un par de cucharadas de un excelente aceite de oliva. Lo removemos bien. Listo.

En casa. Cus Cus de melocoton

Añadimos los piñones, las pasas, las almendras fileteadas, la berenjena en cubos y el queso feta.

Añadimos el solomillo o el lacón y los trozos de melocotón.

Y listo.

En casa. Cus Cus de melocoton

Un plato lleno de sabor y de contraste, de espíritu estival, acidulado, ligero, completo y fácil de preparar para comer en buena sombra un día caluroso.
Feliz verano a todos!

puedes compartir esta entrada en:Facebooktwittergoogle_pluspinterest

4 Comentarios

  1. Que dulce y delicada vivencia. Debemos cruzarnos muchas veces con momentos así, pero vamos siempre tan deprisa que nos las perdemos. Efectivamente la vída tiene muchos, muchísimos momentos bonitos.besos

    • Sí. Seguro que tú de esos, con tanto niño cerca, trillas a montones. Besos fuertes!

  2. ¡Espectacular este plato, Fernanda! Nunca dejas de sorprenderme 🙂 Estoy empezando a combinar frutas en platos salados y la verdad es que me gusta mucho, así que éste va directo a la lista interminable de recetas pendientes.

    Y a raíz de tu comentario del niño de la playa, el otro día mi sobri Joel (6 meses) se durmió en mi regazo. Y yo, como tú, también pensé, “qué bonito es el mundo a veces” 🙂 🙂 🙂 (si hubiese tenido loctite a mano me lo habría pegao’ de por vida, jajajaja)

    Besos!!!

    • Jajajajaja!!!! Lo del Loctite es buena idea, pero ¿y aquello de ir a traer uno de París? Es cierto que los pañales destrozan tus extractos bancarios, pero lo que es en Loctite, ahorras que no veaaas 😉 😉 😉 Aiiiii qué primor que eres. Bollo. Besazos.

Escribir una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *