RssFacebookPinterestBlogLovin'
Menú de categorías

Escrito por el Sep 28, 2016 en desayunos de domingo | 3 comentarios| etiquetas: bizcochos, canela, desayunos, frambuesas, jengibre, manzanas, miel, otoño, pasas, zanahorias

Morning Glory

{para un molde de 28 x 12 cm}
  • 260 gr de harina integral (yo he gastado harina integral de espelta de El Amasadero)
  • 2 cucharaditas de canela molida
  • 1/2 cucharadita de jengibre rallado
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de bicarbonato
  • 35 gr de semillas de lino
  • 2 puñados de nueces picadas groseramente
  • la ralladura de una naranja
  • unas pocas frambuesas o arándanos (opcional)
  • un puñado de pasas, remojadas 10 minutos en agua caliente
  • 60 gr de zumo de naranja o de piña
  • 160 gr de aceite vegetal
  • 85 gr de miel
  • una cucharadita de extracto o pasta de vainilla
  • 100 gr de azúcar moreno integral
  • 3 huevos grandes
  • 4 zanahorias peladas y ralladas
  • 1 manzana dulce y crujiente pelada, descorazonada y rallada
  • pipas de calabaza o semillas variadas para decorar (opcional)

Precalentar el horno a 220º.

Colocar en un cuenco todos los ingredientes secos: harina, sal, bicarbonato, canela, jengibre, semillas de lino, coco rallado, ralladura de naranja, nueces picadas.

180916_161

Y en otro los ingredientes húmedos: huevos, aceite, zumo, miel, vainilla y el azúcar integral. Batir.

Rallar la manzana y las cuatro zanahorias.

Verter los ingredientes secos sobre los húmedos e incorporarlos con una espátula.

No hay que batir, sólo ir mezclando hasta que no quede harina seca. Añadir las pasas escurridas, las frambuesas o arándanos si los utilizamos, la manzana y las zanahorias ralladas. Volver a incorporar.

Verter sobre un molde engrasado y enharinado.

180916_209

180916_210

El mío es un molde de plumcake o de pan, rectangular y de 28 cm de largo.
He colocado en el fondo una capa de pipas de calabaza y de copos de avena integrales, para añadirle una corteza crujiente (de paso, el bizcocho no se pega). Si quieres, espolvoreas la masa con más semillas de calabaza o con lo que más te guste: semillas de amapola, chía, pipas de girasol, más lino, sésamo…

180916_197

Introducir en el horno caliente.

180916_232

Cocer 10 minutos a 220º, y entonces, sin abrir el horno, bajar la temperatura a 180º y seguir cociendo 30 minutos más, o hasta que al insertar una varilla fina salga limpia.

180916_227

Dejar reposar 10 minutos sobre una rejilla, desmoldar y dejar enfriar completamente.

180916_296

Si quieres congelarlo, lo cortas en rebanadas, cortas pedacitos de papel sulfurizado que se ajusten al tamaño de las rebanadas, y colocas una entre cada dos, y luego las colocas en bolsas zip o en fiambreras. Al sacarlas, basta con pasarlas por la sartén o por la tostadora (o en el horno), hasta que estén calientes y tostadas.

180916_319

Un bizcocho perfecto para el desayuno del tiempo fresco y frío. Menos navideño y opulento que el pan de frutas y jengibre, y de textura más firme, sin embargo trae todos los aromas envolventes y hospitalarios de las especias, la fruta escarchada y los bizcochos oscuros, que hacen pensar en chimeneas, bosques oliendo a invierno y mantas de sofá.

180916_322

Inmejorable con una buena mermelada.

Esta receta, con mínimos cambios, sigue la del blog Sally Baking Addiction. Ella prepara muffins y por eso yo he adaptado los tiempos de cocción, que han de alargarse para preparar un bizcocho de una pieza en vez de varias piezas pequeñas.

Según nos cuentan aquí, los Morning Glory muffins originales se inventaron en 1978, año en que Pam McKinstry los cocinó en su Morning Glory Café de Nantucket (cerca de Cape Cod, Massachussets). Los 60 y 70 fueron años en los que en América del Norte se desarrolló un intenso movimiento coral de la vuelta a la tierra (back to the land), del que formaba parte la cultura hippy. La receta se publicó en la revista Gourmet en el año 81, y en el 91 ya se habían convertido en una de las 25 recetas favoritas de sus lectores de los últimos 50 años. Son muffins con espíritu granjero, dominados por la fruta fresca y la harina integral, con el toque dulce de la piña y el coco rallado. En la cultura americana, todo un clásico.

puedes compartir esta entrada en:Facebooktwittergoogle_pluspinterest

3 Comentarios

  1. Menuda pintaza!!! He llegado por caUsalidad a vuestro blog y de aquí no me muevo.
    Gracias por compartir!

    • Muchas gracias! Y que disfrutes muchísimo con tu nuevo blog. Los bagels tienen un aspecto delicioso!

      • Gracias por tu visita, Fernanda, acabo de ver tu comentario ahora mismo! 🙂

Escribir una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *