RssFacebookPinterestBlogLovin'
Menú de categorías

Escrito por el Sep 17, 2013 en desayunos de domingo | 1 comentario| etiquetas: desayunos, en 5 minutos, frambuesas, panqueques, requesón, verano

panqueques integrales

Hoy es la primera tarde que vemos al otoño por aquí asomando los morritos. Así que es el momento de completar las entregas de nuestro desayuno de verano, y de empezar a pensar en el de otoño!!
Éste fue el tercer plato dulce de nuestro desayuno de domingo de verano: panqueques integrales de queso rellenos de frambuesas frescas.

Los panqueques son muy sencillos de hacer: la masa se puede preparar con antelación y conservar en la nevera desde la noche anterior. Por la mañana sólo hace falta añadir la levadura, batirla y freír los panqueques en mantequilla.

Si una pertenece a esa tribu que sale de la cama en modo zombie y no es persona hasta pasado el bollo y el café, se pueden dejar fritos la noche anterior y calentarlos en el momento en una sartén o en el microondas. Al día siguiente son como la ropa vieja del cocido: no desmerecen nada.

En casa. Desayuno
En casa. Desayuno

{para unas cuatro raciones}
  • 60 gr de harina de trigo integral (o 70 gr blanca, si preferimos)
  • una cucharadita de levadura química (tipo Royal)
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • un pellizco grueso de sal
  • 2 huevos batidos
  • 250 gr de requesón, o de un queso batido tipo Speisequark o de cualquier queso crema
  • mantequilla para freír
  • frambuesas frescas
  • azúcar glass, miel o jarabe de arce para espolvear

Mezclamos todos los ingredientes en un cuenco y batimos con un batidor de varillas o un tenedor. Añadimos las frambuesas (la cantidad a nuestro gusto, si te gustan las frambuesas lo ideal es encontrarse con 3-4 en cada panqueque).
Si vamos a freír mañana, reservamos la levadura y las frambuesas aparte para el día siguiente.

Calentamos una sartén de fondo grueso. La untamos con mantequilla (la idea es que haya una película que apenas se vea untando toda la sartén; se puede hacer con un pincel de silicona o dejando un trocito de mantequilla y extendiéndolo con un trocito de papel absorbente que nos ayuda a retirar la que sobra).

Verter un cucharón de masa sobre la sartén, y otro u otros a su lado, dejando unos cm de separación, en función de lo grande que sea la sartén. Conviene adaptar el tamaño de la sartén al del fuego, para que no haya mucha diferencia de temperatura entre los bordes y el centro.

Dejamos caer la masa en lo que será el centro de la tortita, ella misma se irá extendiendo hasta llegar a su tamaño final.
En uno-dos minutos, la masa se habrá secado de forma visible y estarán apareciendo pequeñas burbujas abiertas sobre su superficie. Es el momento de probar a darle la vuelta con una espátula. Si la masa se derrama sobre su borde al levantarla de la sartén, le quedarán aún unos segundos.

Al darle la vuelta debe quedar dorada y mullida. Perooooo… salvo que seas la reina absoluta de los panqueques, no te saldrán todos dorados por igual, y alguno te quedará más morenito. No vale la pena darle vueltas al asunto, la tortita en cuestión no se va a acomplejar y esto es una ley como esa de que el trapo de cocina nunca está donde creías que lo habías dejado cuando tienes las manos chorreando de algo muy pringoso.
Pero en la medida de lo posible, es mejor no tostarlos demasiado, están más húmedos, ricos y bonitos si los sacamos cuando tomen un color acaramelado.

Y listo! Terminamos las tandas de freír, las apilamos, las espolvoreamos con una nieve de azúcar glass, miel o jarabe de arce, en función del capricho del público… y a la mesa con ellas!

En casa. Desayuno
En casa. Desayuno
En casa. Desayuno

Por bien poco que cuesten de hacer, freírlos te va a costar el doble que ver como las pilas de panqueques se esfuman de sus platos!

cenefa rositas_300_ppp

puedes compartir esta entrada en:Facebooktwittergoogle_pluspinterest

1 comentario

  1. No me puedo creer que fueran integrales porque estaban de muerte no, lo siguiente.
    Quiero más. Es que, que abuso, esta muy flama. Vease: maravilloso maravilloso. Jujujuju.

    P.D:Quieeeerooooo desayuno de otooooñoooo (Aunque molaría que fuera indoors porque hace ya un frío de la repera.)

    P.D.2: Mis amigas también quieren desayuno de otoño jajajajajaja.

Escribir una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *