RssFacebookPinterestBlogLovin'
Menú de categorías

Escrito por el Dic 22, 2016 en cocina de cosecha | 5 comentarios| etiquetas: caramelo, comidas de celebración, galletas, Navidad

estrellas de cristal

.

· estrellas de cristal ·

· una merienda para cuatro niños · dificultad: media, para cualquiera con algo de experiencia · estado de ánimo: fantasioso ·

.

masa de mantequilla clásica
  • 300 gr de mantequilla blandita, a temperatura ambiente (punto de pomada)
  • 150 gr de azúcar glass
  • 400 gr de harina
masa de mantequilla con melaza
  • 110 gr de mantequilla
  • 1/2 cup de azúcar blanco
  • 1/4 de cup de melaza
  • 1/4 cup azúcar moreno
  • 1/2 ts de vainilla
  • 1 huevo
  • 2 cups harina
  • 1/4 ts de sal
  • 3/4 ts de levadura química

y además,

  • caramelos duros de diferentes colores

Sacar los caramelos de sus envoltorios. Preparar bolsitas de plástico y una maza para triturarlos o una procesadora.

231216_004

Si preparáis la masa clásica, simplemente amasar juntos todos los ingredientes y dejar enfriar la masa en la nevera al menos media hora.

La segunda masa da una masa de sabor más profundo y cálido. Y las galletas quedan de un color más acanelado. La masa clásica da las galletas de mantequilla típicas, al estilo escocés, pálidas y crujientes.

Si hacemos la segunda, batimos primero la mantequilla a temperatura ambiente con los dos azúcares, hasta que la mezcla quede espumosa y blanquee un poco. Luego añadimos la melaza y la vainilla, y luego, en este orden, el huevo, la harina, la sal y la levadura, mezclando un poco cada vez.
Pasamos la masa a la nevera envuelta en film y la dejamos al fresco al menos media hora.

Podemos preparar la masa con dos o tres días de antelación.
Luego la sacamos de la nevera y la dejamos que se entibie un poco para que vuelva a ganar maleabilidad.
Si nos sobra masa, también podemos guardarla unos días para una segunda tanda, bien envuelta en papel film o en una bolsa zip.

Extendemos la masa con rodillo enharinado sobre una encimera enharinada y cortar las formas con los cortadores, dibujando zonas vacías dentro de las galletas utilizando otro cortador más pequeño o un cuchillo afilado.

231216_012

Machacamos los caramelos que hemos comprado una vez libres de envoltorio, metiéndolos en las bolsas de plástico, utilizando con entusiasmo una macita (ojo, si machacáis sobre una tabla de madera, es posible que los trozos de caramelo la marquen, y si la maza es de madera también). O bien colocándolos en un procesador potente. Deben quedar bastante finitos, como miguitas.

231216_021

Yo he hecho las galletas así: he cortado cuadraditos de papel sulfurizado para tenerlos a mano, un poco más grandes que el tamaño de las galletas.

Cuando corto la primera forma con el cortador grande, paso la masa ya cortada a un papelito.

231216_030

Una vez presionáis con el cortador y se queda marcada la forma, hay que mover el molde suavemente para que la forma se desprenda y quede libre.

231216_028

Vuelvo a cortar con el cortador pequeño sobre la forma original, ya sobre el cuadrado de papel, para que no haya que trasladarla después y sea más fácil de pasar a la bandeja del horno sobre su propia base, porque las formas delgadas son muy delicadas.

231216_033

Entonces las vuelvo a meter en la nevera, ya cortadas, en su papelito. Hacedles agujeritos si queréis pasarles después un cordoncito para colgarlas del árbol.

231216_035

Al ratito las saco, coloco el caramelo en el centro, y las vuelvo a meter en la nevera. Hay que procurar llenar los extremos. Aunque no hace falta que queden perfectas: las burbujas y los agujeritos también son preciosos.

Unos minutos después coloco los papelitos sobre una bandeja de horno, y las cuezo, entre 6-9 minutos en el horno ya calentado a 190º.
El caramelo debe burbujear suavemente y la masa de las galletas debe estar comenzando a dorarse.

231216_036

231216_088

Las pasamos a una rejilla para que se enfríen, y no las tocamos hasta que pasen al menos 10 minutos, para que tomen consistencia y el caramelo se vuelva a solidificar.

231216_100

Cada caramelo se comporta de manera ligeramente distinta: los puntos de fusión pueden variar un poquito, y su tendencia a dejar burbujas, a rebosar sobre la galleta, así como el espesor de la capa que dejan una vez fundido el caramelo es un poco distinta.

Creo que los que mejor funcionan son las piruletas machacadas. Y además hay azules!!

Si os vais a meter a hacer galletas de éstas en plan queseapartentodos, en vez de caramelos duros podéis comprar Isomalt pretemplado en varios colores. Así os aseguráis de que todos los colores funcionan igual (igual de bien 🙂

231216_090

Luego las podéis decorar con glasa real, una manga pastelera y una boquilla fina, del 1 o del 2 (la glasa se puede comprar ya hecha o en preparado en polvo listo para mezclar sólo con agua, blanca y de colores, y también se puede hacer en casa, y teñir en casa si hemos comprado blanca con colorante en pasta), perlitas y otras fruslerías fantasiosas.

Las perlitas también puedes pegarlas con una gotita de chocolate fundido si no quieres liarte con la glasa.

231216_094

Y por último, puedes disfrutar de una bonita tarde de embeleso infantil rodeada de chiquillos manchados de masa de mantequilla y harina, que además luego se zamparán todas las galletas con tanta eficacia que no vas a tener ni que fregar los platos.

231216_139

231216_107

Y siempre podéis esconder alguna antes de que se la coman y colgarla del árbol!

231216_143

Feliz tiempo de Adviento.

Feliz Navidad para todos.

Fuentes:
Stained-glass sugar cookies, en Martha Steward.
La glasa real, en Little Wonderland.
Tutorial galletas de cristal, en Little Wonderland.
Stained Glass Cookies by Annie Copps, en The Daily Dish, WGBH.

puedes compartir esta entrada en:Facebooktwittergoogle_pluspinterest

5 Comentarios

  1. Mi querida Fernanda,
    he disfrutado mucho de tu texto, con el que me identifico, y de tu preciosa receta.
    Cuánto me gusta leerte!!!
    Besos,

  2. Hola Fernanda,
    quizá una forma de hacer más sencillo el asunto de los caramelos (que se puede complicar un poco el asunto de machacarlos sin herramienta adecuada) sea hacer nosotros mismos el caramelo. Como si fuera para hacer flanes, pero dejándolo muy “rubio”. Todavía caliente depositarlo con infinito cuidado sobre papel de horno (o silpat) y dejarlo enfriar. Este caramelo se machaca con mucha facilidad. Eso sí, no quedará tan bonito como con los de colores.

    Feliz Navidad para ti y todos tus seres queridos.

    Sotes,

    Jose

    • Gran idea! Muchas gracias!
      Muy feliz Navidad Jose. Feliz noche, feliz mañana de Navidad. Un beso!

  3. esto sólo lo sabes hacer tu!
    Por tu paciencia, porque eres artista, porque lo haces perfecto, porque como tu sólo hay UNA!
    Besos
    Feliz Año Nuevo!

    • Gracias bombón! Cuántos piropos para empezar el año con satisfactorio sonrojo!!
      (seguramente mis hijos opinan que gracias A DIOS BENDITO que como yo sólo hay UNA) jajajajaja. Me ha encantado eso del curso de arreglos de flores que me mandas, es sensacional!!! Muy feliz año primo!! Que ya verás que va a ser bueno! Besazos!!

Escribir una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *