RssFacebookPinterestBlogLovin'
Menú de categorías

Escrito por el Sep 24, 2015 en cocina de cosecha | 2 comentarios| etiquetas: comida corazón, frambuesas, fresas, fruta de verano, gelatina, melocotones, moras, uva, verano

gelatina de fruta estival

timbal de frutas de verano en gelatina de sidra

  • fruta de verano, limpia y seca, a gusto de cada uno: fresas, frambuesas, moras, melocotones, cerezas, uva, hojas de menta…
  • 750 gr de sidra
  • el zumo de un limón
  • gelatina para 750 c, según las instrucciones de la marca (9 hojas de la marca Royal o Vahiné, 9 gr de la marca Vahiné en polvo, 15 gr de la marca Royal en polvo).*
  • una cucharada sopera de azúcar blanco

Preparar la fruta, lavándola, secándola y cortándola en trozos a nuestro gusto.

180915_015

180915_041

Si trabajamos con hojas de gelatina, ponerlas a remojo 5 minutos en agua fría.

180915_023

Calentar un vaso de sidra.

Escurrir las hojas y sumergirlas en la sidra.

180915_033

Si hemos trabajado con polvo, desleírlo directamente en el líquido caliente.
El líquido en el que se disuelve la gelatina nunca debe hervir; si ha hervido hay que dejarlo entibie un poco primero, porque si no la gelatina perderá su poder gelificante al disolverse.

Mezclar el vaso de gelatina en el resto de la sidra, el zumo de limón y la cucharada de azúcar blanco, y remover hasta que se disuelva completamente.

Dejar que se vaya enfriando hasta que comience a cuajar. Debe estar líquida aún y manejable, pero casi cuajada. Si sumergimos las frutas en la gelatina fría y sin cuajar, flotarán.

Colocar una capa de tres dedos de gelatina en el molde. Colocar en ella las frutas y los trozos de fruta a nuestro gusto.

180915_043

Seguir colocando capas hasta completar el molde.

180915_045

180915_046

180915_047

Terminar con una capa de gelatina un poco disuelta al calor, para que el timbal se asiente y las capas de gelatina se uniformicen entre ellas.

Llevarlo a la nevera y dejarlo reposar hasta el día siguiente para que la gelatina termine de cuajar.

Para desmoldarlo, sumergirlo 30 segundos en agua caliente, y despegar las paredes del molde, bien haciendo una suave presión hacia dentro con los dedos, bien con el filo de un cuchillo. Colocar un plato sobre él, y darle la vuelta.

180915_067

Yo lo he tenido fácil porque el molde que he gastado, el clásico Jelly-O de Tupperware de los años 70, tiene una tapita con un motivo decorativo en la parte superior que rompe el vacío cuando la abres, y facilita mucho el desmoldado.

180915_060

Y retroceder un poquito en el tiempo.

Y disfrutar.

Feliz semana a todos.

Si hubiera por ahí forofos y nostálgicos tan entregados de la gelatina como yo, sin duda disfrutaréis con estas páginas:
Gallery of Regretabble Food
A Social History of Jell-O
*Más información sobre gelificantes, Uso de los gelificantes.

puedes compartir esta entrada en:Facebooktwittergoogle_pluspinterest

2 Comentarios

  1. Que bueno! Que bueno! Que bueno! no me he enterado de casi nadan ni las frutas, ni la gelatina…., pero y las fotos!!!!!!!! Ahí se ha ido todo mi entusiasmo. Por Dios! Qué maravilla!!!!! Me saben a poco y me han encantado . Ay! Esos niños que hoy son padres y esos padres que hoy son abuelos!!!!!!!!! Qué juventud , que belleza, que maravilla.

    Luego con calma ya repasaré el texto , que cierto eso de que: «una imagen vale mas que mil palabras», en este caso mil letras. Besos, muchos besos

  2. Fer: esto no es una receta, en un conjunto de palabras y de imágenes sacadas de un cuento de hadas¡¡¡
    ma ra vi llo so¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    felicitarte es poco¡¡ vale más quererte mucho¡¡¡

Escribir una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *