RssFacebookPinterestBlogLovin'
Menú de categorías

Escrito por el Nov 26, 2014 en comida corazón | 0 comentarios| etiquetas: cenando como reyes, cenas de sofá, mayonesa, roastbeef, sandwich

sandwich de roastbeef

Como ayer nos sobró un poco de roastbeef, hoy hemos preparados estos sandwiches tan ingleses para cenar.

Como el roastbeef se coloca frío en el pan (mejor sacarlo antes de la nevera para que no esté frío frío, sólo del tiempo), menos faena es imposible.

Abrir los panecillos y colocar una capa de mayonesa de mostaza* -hecha batiendo tres cucharadas soperas de mayonesa con una de mostaza antigua y unas gotas de limón- unas láminas de roastbeef, dos pepinillos agridulces laminados, una cama de hierbas y brotes a gusto de cada uno, y otra de mayonesa. Y a zampar. Ala, hoy no os podéis quejar. 🙂

(Pero por si alguien se queda con las ganas de algo más de laboriosidad, aquí tenéis esta receta de panecillos de hamburguesa caseros)

  • 2 y media cups de harina
  • 1 y media tbsp de mantequilla derretida
  • 3/4 tsp de sal
  • 1 tbsp de azúcar
  • 1 cup de agua tibia

En el bol de la amasadora o en un bol amplio, si vamos a amasar a mano, colocamos la levadura con un poquito de azúcar y un poquito del agua tibia.
Lo mezclamos y lo dejamos reposar 10 m, hasta que burbujee y espume un poco.

Añadimos el resto de ingredientes y la mitad de la harina, mezclamos. Según la masa se va integrando vamos añadiendo el resto de la harina. Para amasar, hacemos dos tandas: 7 minutos, un descanso de cinco, y 7 minutos más.

Enaceitamos un bol amplio, colocamos la masa dentro y lo tapamos con film. Lo dejamos reposar una hora, hora y media, tiempos aproximados porque dependen del calor que haga, en todo caso, hasta que la masa se esponje y más o menos duplique su tamaño.

Transcurrido el tiempo pasamos la masa a la encimera y la dividimos en seis porciones. Las boleamos, las aplastamos un poquito y las colocamos en una bandeja de horno sobre una hoja de papel sulfurizado. Las tapamos con un paño o con papel film (sin apretarlo, dejándolo caer sobre si fuera un paño) y dejamos que los bollitos leven unos 20 minutos. Calentamos el horno a 180º.

Cuando están hinchados y bonitos, los pincelamos con huevo batido, los espolvoreamos con semillas de amapola y de sésamo y los metemos en el horno 20-25 minutos, hasta que estén doraditos.

Y listo!

Tienen cuerpo pero están mollosos y suaves por dentro, y al día siguiente siguen estupendos con un golpe de calor de tostadora o de sartén.

En casa. Bocadillo roast beef

Feliz semana a todos.

*los ingleses, en vez de esta mayonesa, gastan salsa de rábanos picante (horseradish sauce). Pero yo en esta ocasión me he tirado más a lo francés…

puedes compartir esta entrada en:Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Escribir una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *