RssFacebookPinterestBlogLovin'
Menú de categorías

Escrito por el Ene 27, 2019 en cocina de cosecha, desayunos de domingo | 0 comentarios| etiquetas: conservas, cremas dulces, limón

lemon curd

· lemon curd · crema de limón ·

 

  • 220 gr de azúcar
  • 3 huevos y 1 yema
  • 200 ml de zumo de limón
  • 100 gr de mantequilla
  • ralladura de limón

· procedimiento tradicional, cocida al fuego_

Rallar la corteza de 4 limones medianos. Exprimir el zumo hasta disponer de 200 ml de zumo colado, quizá se necesiten más o menos de 4 limones según su tamaño y su calidad.

Batir los huevos con el azúcar.

Unirles el zumo de limón y la corteza rallada.

.

.

.

.

Calentar a fuego muy suave sin dejar de remover hasta que espese, y retirar inmediatamente del fuego (si disponéis de termómetro, la temperatura a la que cuaja la crema es de 72-75º).

Dejar enfriar un poco (hasta los 50º) y entonces añadir la mantequilla en cubitos.

Batir con un batidor de varillas manual o eléctrico.

Dejar reposar en la nevera al menos una hora, tapada con film pegado a la superficie de la crema, para que al enfriarse no forme una película.

· cocida en microondas_

En un cuenco apto para microondas, batir juntos los huevos, la yema y el azúcar.

.

.

.

.

Añadir la mantequilla derrertida y atemperada, el zumo de limón colado y la corteza rallada de limón.

Colocar en el microondas a potencia máxima.

Programar tandas de un minuto, batiendo vigorosamente detrás de cada una de ellas para comprobar la textura real.

En un microondas de 800 w de potencia lleva de 4 a 6 minutos -en el mío 6 : )

.

.

Tarta de crema de limón y merengue

 

Si una vez fría la guardas en la nevera en un recipiente hermético, podrás usarla durante tres o cuatro días.

.

.

Tortitas con piña a la plancha, fresas del bosque y lemon curd

.

.

Si la pasteurizas, envasándola en botes esterilizados que una vez cerrados cubrirás de agua, y después pondrás a hervir durante 20 minutos, se conservarán almacenados en un sitio fresco y seco durante un año.

En otoño e invierno es una delicia autocomplaciente sobre tortitas, crepes, scones y gofres.

En primavera y verano como relleno de tartas y de pastelitos de masa choux (lionesas), con helado, en paulovas de fruta y esparcido sobre rodajas de fruta fresca o la plancha, es un lujo sofisticado al alcance de cualquier mano.

Animaos a probarlo. El lemon curd, tan inglés, para mí es como el espíritu del verano concentrado en un tarro.

No es casual que sea tan inglés: el amor a la luz mediterránea y al verano que cultivan bajo el manto de humedad en el que viven los ha convertido en expertos en hechizos solares.

Y el efecto de esta crema sobre el ánimo como sortilegio raya la perfección.

Burbujas de verano chispeante con las que espolvorear la imaginación en febrero, el mes más duro y blanco del invierno, mientras por arte de otra magia los limoneros se engalanan de paradoja y nos seducen regalándonos una nueva cosecha de limones…

Feliz semana a todos!

puedes compartir esta entrada en:Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Escribir una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *