RssFacebookPinterestBlogLovin'
Menú de categorías

Escrito por el May 5, 2020 en cocina de cosecha, desayunos de domingo | 0 comentarios| etiquetas: comida corazón, comida de infancia, comida del hogar interior, helado, lemon curd, limón, limones

helado de lemon curd

La base con la que se prepara este helado es una crema sin leche.

Perfecto para las que sois veganas o para las que sois intolerantes a la lactosa o a la proteína de la leche.

El helado final puede ser completamente apto para veganos y completamente libre de lácteos si también preparas el lemon curd buscando alternativas a la mantequilla y a los huevos.

Si lo preparas con la receta tradicional, no tendrá leche pero sí la mantequilla y los huevos de la crema de limón.

Con esta receta de crema base de helado puedes preparar otros sabores, añadiendo en vez de la crema de limón lo que prefieras: fruta triturada, chocolate, vainilla…

Pondré algunos ejemplos más para que estéis listas cuando llegue el calor de verdad!!

 

para la crema base_

  • 212 gr de leche de coco
  • 212 gr de leche de anacardos
  • 60 gr de agua
  • 175 gr de azúcar blanco
  • 70 gr de aceite de coco extra virgen
  • 80 gr de manteca de cacao
  • un pellizquito de sal

 

 

para hacer la leche de anacardos_

  • 200 gr de anacardos crudos
  • 250 gr de agua
  • más un remojo de 12/24 horas

 

::el día antes del helado_

Coloca los anarcardos en remojo con agua hasta que los cubra y rebase un par de dedos.

 

::el día del helado_

Escurre los anacardos y vuelve a pesarlos. Normalmente habrán ganado un 50% de su peso. Así que ahora deberías tener unos 250-300 gr.

Añade 125 gr. de agua por cada 100 gr. de anacardos pesados después del remojo.

Si tu peso ahora eran 300 gr, añades 375 gr de agua.

Pasa la mezcla por la batidora de vaso o por la Thermomix, comenzando por una velocidad baja y aumentando hasta una velocidad alta, unos minutos (3-5 minutos).

Obtendrás una suculenta crema de color marfil con apariencia de batido.

.

.

.

.

Si tu batidora no fuera muy potente y te parece que la apariencia de la crema no es suave y aterciopelada sino algo arenosa, pásala por un colador fino.

Con una Vitamix, con una Thermomix y con la mayoría de batidoras de vaso de gama media-alta te saldrá perfecta a la primera.

Pesa 212 gr y el resto guárdalo en la nevera.

.

.

.

.

La crema que te sobre puedes diluirla un poco más para tomarla en el desayuno como leche vegetal de anacardo, o congelarla en porciones de 212 gr para tus próximas tandas de helado vegano.

Mezcla la crema de anacardos con la leche de coco.

En un cacito, coloca el agua con el azúcar. Ponlo a fuego suave y ve removiendo hasta que el azúcar se disuelva por completo en un almíbar claro. Añade la manteca de cacao picada en trozos pequeños y el aceite de coco. Remueve sin parar hasta que todo se emulsione perfectamente. La mezcla debe estar templada mientras incorporas la grasa y debes remover continuamente. Si no, no podrás disolverla bien.

.

.

.

.

Si la mezcla por cualquier razón no estuviera lo suficientemente tibia y la grasa no se disuelve, caliéntala un poquito de nuevo y remueve.

Vierte la mezcla de anacardos y coco sobre la mezcla de grasa y azúcar en chorro fino y sigue removiendo.

 

Pasa la mezcla que has obtenido a un recipiente alto donde puedas utilizar una batidora de brazo y bátelo un poco para que afinar la textura, o pásala de nuevo al vaso de la batidora y bate suavemente por un instante.

Ya tienes la crema base del helado.

Ahora añade el bote de lemon curd, casero o comprado. Vuelve a batir con suavidad.

.

.

.

.

Enfría la crema en la nevera una hora y pásala a la heladera para mantecarla.

 

::lemon curd vegano_

Si quieres que tu helado esté libre de lácteos por completo, éstas son las proporciones de ingredientes que puedes gastar:

  • 1 lata de leche de coco (400 gr) (que no sea light)
  • 120 gr de zumo de limón
  • la cáscara rallada de dos limones
  • 105 g de azúcar blanco (o eritritol, o xilitol en polvo si quieres hacerlo sin azúcar)
  • 40 g de maicena
  • un pellizquito de sal
  • 1 cucharadita de sabor natural de mantequilla (opcional)

 

Disolver la maicena en dos cucharadas de zumo de limón.

Colocar en un cacito al fuego el resto del zumo de limón, la corteza rallada y la leche de coco. Remover de vez en cuando hasta que se caliente.

 

Cuando esté caliente, añadir el azúcar o eritritol, la pizca de sal y la mezcla de maicena disuelta en limón. Añadir y remover sin parar hasta que la crema espese.

Cuando haya espesado, retirar del fuego, añadir el aroma de mantequilla, remover y dejar enfriar sobre la encimera.

Cuando esté fría, verter en tarros, taparlos bien y guardarlos en la nevera.

Si se quiere guardar durante un largo periodo de tiempo, se pueden pasteurizar los botes colocándolos bien cerrados en una olla con agua hirviendo durante 20 minutos.

.

 

 

 

Seguro que ya se os está ocurriendo alguna forma tremendísimamente fastuosa de comeros este helado… ¿a que síiiii? Y si hoy estáis flojas de imaginación, tranquis, que ya os doy alguna idea perversa

.

· SED FELICES ·

 

Este helado está basado en la receta básica para hacer helado vegano que proponen los Van Leeuwen en su libro Artisan Ice Cream.
Las flores son agret (vinagrillo, oxalis), dientes de león y una rosa Isabelle Autissier.
La cerámica es cerámica tradicional polaca de pasta blanca esmaltada en cobalto, abundante en el país, donde se mantiene la tradición de diseños y procesos desde 1500. Este patrón es conocido como «Blue Eyes».

puedes compartir esta entrada en:Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Escribir una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *