RssFacebookPinterestBlogLovin'
Menú de categorías

Escrito por el Sep 29, 2019 en cocina de cosecha | 2 comentarios| etiquetas: comida de huerta, comida sencilla, comida vegana, cremas, hinojo

otra crema de hinojo

El hinojo, tan profundamente mediterráneo, es un gran olvidado en nuestra cocina. Me encanta poner esa fronda delicada de sus hojitas en las ensaladas de verano, y el olor caliente y solar del hinojo es para mí uno de los olores del verano feliz.

Y menos costumbre aún tenemos de cocinar con él. Yo me he aficionado a él tarde, pero voy recuperando el tiempo perdido. ; ) Este año me gustaría probar una de esas tatin francesas de hinojo y cebolla dulce tan bonitas…

Aquí tenéis ya otra receta de crema de hinojo diferente, y también lleva hinojo la crema fría de pepino; hay algunas ensaladas donde tiene un papel luminoso: la ensalada de naranja, la ensalada Lego y la ensalada de invierno.

El hinojo es refrescante y perfumado, proporciona  ligereza y un sabor evanescente y sazonado que atempera y equilibra. Buen momento, ahora en la «puesta a punto» de septiembre, para volver a él y beneficiarnos de sus virtudes. Es una planta aliada del sistema digestivo, rica en antioxidantes y de efecto diurético. También posee efectos reequilibradores sobre el sistema hormonal femenino.

Esta primavera pasada planté un bulbo de hinojo en el plantel de hierbas aromáticas. Todo el verano he tenido una maravillosa melena verde de hinojo, crujiente y delicada, y tallos en flor, erguidos con sus estrellas amarillas que saben a anís, de un metro de alto, alegrando el huertecito.

 

para hacer el caldo_

 

  • la parte verde de los dos puerros, bien limpia y cortada en trozos
  • los tallos y frondas de los bulbos de hinojo, cortadas en trozos. Reserva unas hojitas para decorar
  • un tallo de apio blanco, cortado en trozos. Reserva unas hojitas para decorar
  • dos cebollas tiernas
  • un manojito de perejil

 

Colocar todos estos ingredientes así preparados en litro y medio de agua. Llevar a ebullición, y cuando hierva bajar el fuego y mantener a fuego bajo durante 30 minutos.

Después colarlo y reservarlo.

 

para hacer la crema_

  • la parte blanca de dos puerros
  • un tallo de apio blanco
  • dos bulbos de hinojo
  • Unas ramitas de tomillo fresco y un poco mejorana (si tienes)
  • una manzana verde ácida y crujiente pelada y en trozos
  • dos cucharadas de semillas de calabaza o girasol crudas
  • el caldo que ya hemos preparado
  • yogur griego o crema fresca (si quieres)
  • una patata pelada y limpia cortada en trozos
  • opcionalmente, si tenemos y nos gustan, unas semillas de nigella

 

En una olla con tapadera y de fondo grueso colocar una lámina de aceite de oliva y sobre él la verdura troceada salvo la patata y la manzana. Sofreírlas a fuego bajo durante unos minutos.

Después añadir sobre ellas un litro del caldo filtrado que hemos preparado con anterioridad, y ahora sí, la manzana y las patatas cortadas en trozos gruesos, una cucharada de hojas frescas de tomillo, unas hojitas de mejorana si se tienen a mano, y un poco de sal y pimienta.

.

.

.

.

Llevar a ebullición y dejar hervir suavemente 20 minutos.

Mientras, tostar con cuidado en una sartén sin aceite las pepitas de calabaza o de girasol. También podrían ser pistachos o anacardos. Una vez tostadas, reserva unas pocas para decorar.

Cuando el caldo esté listo, colocamos en la batidora las pepitas con un vaso de caldo y batimos hasta que se hayan deshecho.

Añadimos el resto de los ingredientes de la sopa y batimos bien.

.

.

.

.

Como el líquido estará muy caliente, no llenes NUNCA el vaso de la batidora a más de la mitad de su capacidad. El vapor caliente se añade al propio líquido para empujar la tapa hacia arriba y puede hacer que el líquido rebose y te abrase. Si es necesario, bate el contenido de la cacerola en tandas, y vuelve a mezclarlas para homogeneizarlas entre sí en la misma cacerola con un batidor de varillas.

Para accionar la batidora, protege la tapa con un paño y asegúrate de que tanto la tapa de la batidora como la del pequeño orificio vertedor están bien cerradas y bloqueadas. Batir a velocidad alta líquidos calientes es peligroso, procura estar muy concentrada en lo que haces y lleva mucha precaución.

.

.

.

.

Batir 4-5 minutos, según la potencia de tu batidora.

Si prefieres una textura lisa y aterciopelada, pasa la crema por un colador.

.

.

.

.

Si te apetece una textura más rústica, estará bien tal como sale de la batidora.

.

.

.

.

Coloca unas pepitas de calabaza o girasol tostadas y unas hojitas de hinojo y apio blanco sobre cada cuenco, y opcionalmente, un copo de yogur griego o de crema fresca espolvoreado con nigella y un hilo de aceite de oliva.

.

.

.

.

.

.

Feliz semana a todos.

La idea para esta receta proviene del blog Food 52, Thyme Scented Fennel and Leek Soup.

 

puedes compartir esta entrada en:Facebooktwittergoogle_pluspinterest

2 Comentarios

  1. Hola Fernanda,
    (…)

    ¡Qué rico el fiuncho! ^__^ Y como bien dices qué poco lo utilizamos.

    Hace poco acabé con el hinojo fermentado que tenía, que venía del que me había sobrado de hacer un puchero de hinojos pelín andaluz.

    Veo la foto tuya yyyyy… esos palitos delgados son ideales de la muette para pincharlos en las berenjenas pequeñas, esas de tipo Almagro; ahora, que estamos en temporada de hacerlas.

    Y las yerbitas melenudas tampoco se tiran. Bien picaditas van rebien integradas en un pan de centeno, que no hace falta que sea 100% idem, un 60%-40% con estas yerbitas queda bien rico.

    Mmm… ale, ya me ha entrado hambre ^__^

    Besos. (…) (…)

    • De todo el hinojo, con diferencia, mi parte super favorita son esas hierbas melenudas ; ) ; ) Beeesoooos

Escribir una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *